Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y personalizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación y uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Cerrar

El Colegio de Dentistas de Las Palmas reúne a las administraciones públicas para dar una salida eficaz al alto número de reclamaciones 

El Colegio Oficial de Dentistas de Las Palmas celebró el viernes 28 de abril, en su sede, y por segundo año consecutivo, el Foro de Coordinación de Reclamaciones de Pacientes Odontológicos; una mesa de trabajo que pretende unificar criterios de coordinación interadministrativa frente a las reclamaciones de pacientes, y en la que participaron, junto a los representantes del Colegio Oficial de Dentistas de Las Palmas, las administraciones públicas con competencias en materia consumo: Dirección General de Comercio y Consumo, Servicio Canario de la Salud y las oficinas municipales de información al consumidor (OMIC) de Agüimes, Gáldar, Guía, Ingenio, Las Palmas de Gran Canaria, Mogán, San Bartolomé de Tirajana, Santa Lucía y Teror, más la Asociación de Consumidores de Canarias (CONCA).  

La segunda edición del Foro, coordinado este año por Justo Sosa Doreste, miembro de la junta directiva del Colegio de Dentistas de Las Palmas, avanzó en la línea de clarificar las competencias de cada uno de los agentes implicados para intervenir en el caso de reclamaciones de pacientes odontológicos; detectar las zonas conflictivas donde las competencias se difuminan o se superponen; proponer mejoras que permitan ser más eficaces en la tarea de cada organismo frente a las reclamaciones de los pacientes odontológicos, y establecer criterios válidos de coordinación para no causar sensación de abandono o frustración en los pacientes.

El Colegio de Dentistas de Las Palmas señala que la institución colegial y las administraciones con competencias en consumo, deben favorecer la labor que desempeñan los prescriptores, ya sean las OMIC, el Servicio de Consumo de los Cabildos o las Asociaciones de Consumidores y Usuarios, para que resulte eficaz, no dé lugar a tareas redundantes ni genere sensaciones negativas para el paciente, máxime en un momento donde las reclamaciones están experimentando un importante incremento. 

El número de reclamaciones registradas en el Servicio de Información y Defensa del Paciente Odontológico (SIDEPO) del Colegio de Dentistas de Las Palmas en 2016 fue de 99, lo que supuso un crecimiento del 27% en relación a 2015. Del total, el 67% correspondieron a clínicas titularidad de cadenas dentales y franquicias, cuando estas representan el 6% del conjunto de clínicas dentales de la provincia.

La entidad colegial destaca que las reclamaciones basadas en la normativa de consumidores y usuarios (defectos en la financiación y diferencias existentes entre presupuestos iniciales y precios finales, asociados en gran medida a publicidad engañosa), se duplicaron en 2016 con respecto a 2015, y que el 88% de las mismas correspondieron a clínicas titularidad de cadenas dentales y franquicias.

En lo que va de 2017, esta tendencia se acentúa, con 48 reclamaciones presentadas desde enero hasta abril, de las cuales, 36 corresponden a clínicas de cadenas dentales y franquicias. Más de la mitad del total de reclamaciones (25), se vinculan a la misma clínica de una cadena dental. 

José Manuel Navarro Martínez, presidente del Colegio de Dentistas de Las Palmas, señala al respecto: “Nos alarman el volumen y las causas de las reclamaciones recibidas en el Colegio, y de ello hemos informado convenientemente a las autoridades responsables de las consejerías de Sanidad y de Economía del Gobierno de Canarias, puesto que hay que evitar que la población quede desprotegida frente a informaciones o actuaciones que puedan inducir a error o engaño, con el consiguiente riesgo que ello puede suponer para la salud y la economía de los pacientes”. 

El Colegio de Dentistas de Las Palmas recuerda que las sociedades no profesionales que explotan clínicas titularidad de cadenas dentales y franquicias, no están sometidas ni a los servicios de mediación y conciliación, que obligatoriamente tienen los colegios profesionales para atender las reclamaciones de los pacientes con respecto a dentistas o a sus sociedades profesionales, ni tampoco a la potestad sancionadora de los colegios, a pesar de realizar la misma actividad profesional. Y, aclara que el órgano colegiado únicamente puede actuar frente a clínicas titularidad de cadenas dentales y franquicias, en lo relacionado con la ética profesional y la buena praxis de los dentistas que intervienen en el tratamiento dental en estas clínicas. “En estos casos, si se determina que la actuación profesional del dentista no ha sido la correcta, el Colegio ejerce su potestad sancionadora, como corresponde”, puntualiza Navarro Martínez.

Ante el progresivo incremento anual de reclamaciones, el presidente del Colegio de Dentistas de Las Palmas señala que “Este II Foro de Coordinación de Reclamaciones de Pacientes Odontológicos, nos permitirá avanzar en dar una respuesta coordinada y eficaz a los pacientes que acuden a presentar sus reclamaciones, por lo que agradezco el interés de los numerosos e importantes organismos y entidades participantes, cuya colaboración resulta imprescindible para este fin”.

Participantes del II Foro de Coordinación de Reclamaciones de Pacientes Odontológicos

btn padican