Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y personalizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación y uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Cerrar

Ante el cierre de la clínica iDental, cuya sede se ubica en la calle Venegas de Las Palmas de Gran Canaria, y su posterior desahucio, previsto para el jueves 19 de julio, la máxima prioridad del Colegio de Dentistas de Las Palmas ha sido que, en el mismo acto y de manera inmediata, se proceda a la incautación y protección de las historias clínicas de los pacientes por parte de la Consejería de Sanidad, única competente para su custodia y gestión en la Comunidad Autónoma Canaria, ante la cuál ha cursado reiteradas peticiones, reclamándole la asunción de su responsabilidad y la disposición de medidas para ello. 

Sin embargo, el Servicio Canario de la Salud está tratando, por vía judicial, de eludir la responsabilidad que ostenta ante los pacientes de iDental de manera exclusiva y acaba de recurrir la resolución recientemente dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Las Palmas de Gran Canaria, que obliga al citado organismo de la Administración Sanitaria del Gobierno de Canarias a hacerse cargo de la custodia de sus historias clínicas.

Francisco Cabrera Panasco, presidente del Colegio de Dentistas de Las Palmas, señala al respecto que “No se entiende que la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, que tal y como ha dictaminado un juez, dándonos la razón, es el único organismo público con competencias para garantizar la custodia y gestión de los historiales clínicos de los pacientes afectados por el cierre de iDental, pretenda, en el último momento, mantenerse totalmente al margen de esta crisis que afecta a miles de canarios, siendo su acceso a los historiales fundamental para la protección y el ejercicio de sus derechos ante los tribunales y, también, necesario para quienes necesitan continuar en otras clínicas los tratamientos que tienen a medias e incluso suspender el pago de las cuotas que siguen pagando por ellos, tal y como le hemos trasladado a la Administración Sanitaria Canaria en una reunión de coordinación de las Administraciones Públicas competentes, y a través de diversos escritos presentados en los registros de entrada oportunos”. 

El Colegio de Dentistas de Las Palmas recuerda que el órgano colegial carece de competencias para actuar contra sociedades mercantiles no profesionales como iDental, a quien no puede aplicarse, por lo tanto, el Código de Ética y Deontología y que es la titular del fichero que constituyen los historiales clínicos a efectos de protección de datos. El Colegio de Dentistas tampoco puede actuar en materia de consumo, si bien, y con respecto al caso de aquellos pacientes que plantean problemas de financiación o que deben seguir pagando a las entidades financieras los tratamientos inacabados, informa de que ha presentado a la Dirección General de Comercio y Consumo la propuesta de un sistema de acreditación de los tratamientos inconclusos que sirva a los pacientes para poder suspender su financiación, si bien, este órgano administrativo, según manifiesta la institución colegial, no ha emitido respuesta alguna hasta el momento, habiéndosele requerido hoy mismo que lo haga.

Otra de las medidas solicitadas por el Colegio de Dentistas de Las Palmas a la Administración Sanitaria ante el desalojo de la sede de iDental, ha sido la adopción de medidas urgentes con respecto a la gestión de los residuos bio-orgánicos, deshechos sanitarios o aparatos radiológicos existentes en el interior de la clínica, al objeto de evitar posibles riesgos para la salud pública.

btn padican