• La condena con pena de prisión por un por delito de intrusismo y lesiones, recae en una auxiliar de enfermería, trabajadora de una clínica dental de Las Palmas de Gran Canaria
  • La sentencia de conformidad es firme y contra ella no cabe recurso de apelación 
  • En los últimos dos años, son tres las sentencias condenatorias firmes dictadas por delitos de intrusismo y lesiones, existiendo en la actualidad 13 procedimientos penales abiertos por esta misma causa en diferentes partidos judiciales de la provincia

Las Palmas de Gran Canaria, a 31 de mayo de 2022. El Colegio de Dentistas de Las Palmas, actuando como acusación particular, ha logrado una sentencia condenatoria de conformidad por un delito de intrusismo y lesiones contra una auxiliar de enfermería, trabajadora en un clínica dental de Las Palmas de Gran Canaria, por ejercer como dentista sin tener la titulación para ello. 

La intrusa desempeñó la labor de odontóloga ocultando a la paciente que no lo era. Tras realizarle una exploración bucal, le colocó una corona sobre un implante, le efectuó pruebas de mordida y adaptabilidad de la corona, y le limó piezas dentarias, provocándole daños que hacen que esta requiera una asistencia odontológica multidisciplinar, con tratamiento de cirugía de un implante dental y coronas implatosoportadas, cuyo coste asciende a 7.870 euros.

En el juicio oral celebrado el día 5 de mayo, tras la descripción de los hechos, aceptada por todas las partes, y la ratificación de la acusada, el juez dictó sentencia de conformidad, lo que ha motivado la condena de la intrusa a la pena de seis meses de prisión, a la inhabilitación especial para ejercer el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de duración de la pena, y  a seis meses de multa, a razón de una cuota diaria de siete euros, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago. 

Además, la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal nº 3, contra la que no cabe recurso de apelación, condena a la intrusa como responsable civil, a la compañía aseguradora de la clínica dental como responsable civil directa, y a la clínica dental como responsable civil subsidiaria, al abono de los 7.870 euros de coste del tratamiento que la paciente debe realizarse.

La falsa dentista fue descubierta tras haber contactado la afectada con el Colegio de Dentistas de Las Palmas y detectarse que no se trataba de una colegiada, lo que motivó a la entidad colegial a actuar como acusación particular. 

Desde el Colegio de Dentistas de Las Palmas se insiste a la ciudadanía en la importancia de informarse a través de la página web www.intrusismodentistas.es y denunciar los casos de intrusismo, y se reivindica, una vez más, el endurecimiento de las penas mediante un tipo agravado para el intrusismo asociado a las profesiones sanitarias.

Según señala Francisco Cabrera Panasco, presidente del Colegio de Dentistas de Las Palmas, “La Odontología es una profesión sanitaria y los intrusos pueden poner en riesgo no solo la salud sino la vida de las personas; sin embargo, las penas son ridículas... Es un clamor que la normativa tiene que ser modificada para poder acabar con este gravísimo problema”.

La entidad colegial, que ha interpuesto varias querellas por intrusismo, y ha obteniendo tres condenas firmes por intrusismo y lesiones en los últimos juicios celebrados, se encuentra a la espera de sentencia en otro proceso judicial, y afronta un total de trece procedimientos penales en curso en diferentes partidos judiciales, por esta misma causa, en la provincia de Las Palmas, una cifra calificada de “escandalosa” por el presidente del Colegio de Dentistas de las Palmas.

Utilizamos una cookies de sesión propia, para personalizar su navegación en la zona privada de la web. Al ser una cookie técnica imprescindible para el funcionamiento de la web no es necesario su consentimiento. Puede obtener más información aquí. Ver texto