Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y personalizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación y uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Cerrar

Semana Mundial de la Lactancia Materna

Del 1 al 7 de agosto se celebra en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, destinada a fomentar la lactancia materna, o natural, y a mejorar la salud de los bebés de todo el mundo.

Durante esta semana, y bajo el lema “Cuidamos de la salud bucodental de los lactantes y sus mamás”, en el COELP acercamos a la ciudadanía información y consejos facilitados por la colegiada y odontopediatra Dra. Patricia Castañeda, para darle a conocer los beneficios de la lactancia en la salud oral del bebé, evitar la aparición de caries y otras enfermedades orales en el lactante, y ayudar al cuidado de la salud oral de las mamás lactantes.

Lactanciamaterna

1. Conocemos los beneficios nutritivos, inmunológicos y emocionales que la lactancia materna tiene para el bebé pero el Colegio de Dentistas de Las Palmas incide en la importancia que la alimentación natural adquiere también en el desarrollo bucodental del lactante. ¿De qué manera?

La lactancia materna promueve un adecuado crecimiento de los maxilares y estimula la respiración nasal del bebé. Durante la fase de succión y deglución intervienen una serie de músculos maxilofaciales que producen movimientos anteroposteriores de la mandíbula, y esto conduce a un avance mandibular y a una relación favorable con el maxilar superior. Además, se refuerza el circuito de respiración nasal fisiológico con una correcta sincronización, lo que produce una expansión del suelo de las fosas nasales y un correcto desarrollo transversal del maxilar superior.

2. En este rango de edad ¿cuáles son los principales consejos a seguir para proteger la salud oral del bebé? 

Tanto si se le da el pecho al niño como si no, es necesario remover los restos alimenticios con una gasa ligeramente humedecida o un dedal de silicona después de cada toma. Cuando los dientes empiezan a erupcionar debe usarse también un cepillo dental adaptado a la edad del niño y de cerda suave. No se recomienda el uso de dentífricos hasta los dos años de edad, ya que podría aparecer toxicidad por ingesta del producto. No obstante, es el odontopediatra quien debe indicar si procede en cada caso el empleo de estos productos así como la posología, y ser el encargado del entrenamiento paterno/materno acerca de cómo llevarlo a cabo.

3. ¿Es cierta la relación existente entre lactancia materna y el desarrollo de caries futura en el niño?

La caries dental de aparición temprana es una enfermedad multifactorial. Entre las causas probables de su aparición se menciona la lactancia materna prolongada y a demanda como un factor de riesgo. Sin embargo, respecto a esta relación hay mucha controversia y no parece haber una evidencia científica demostrada. La leche materna no produce caries, pero puede considerarse como un factor de riesgo si se asocia con una pobre higiene bucal, alimentos complementarios azucarados en la dieta, susceptibilidad individual, transmisión vertical de bacterias por parte de los padres, etc. 

4. Durante el embarazo y la lactancia, ¿las mujeres deben adoptar cuidados específicos para el cuidado de su salud bucodental?

Durante el embarazo y la lactancia se producen una serie de cambios hormonales y vasculares que pueden tener repercusión en la cavidad oral. Lo más frecuente durante el embarazo es la inflamación de las encías, que puede cursar con cuadros más severos si no se toman las medidas adecuadas. Las náuseas y vómitos que suelen cursar durante el primer trimestre de embarazo pueden producir erosión del esmalte dental y requerir de algún tipo de tratamiento como la remineralización del esmalte o simplemente recibir consejo para minimizar sus efectos a nivel dental.

5. El Colegio de Dentistas de Las Palmas insiste en la importancia de la visita al odontopediatra antes del primer año de vida del niño. ¿Por qué tan pronto?

Fundamentalmente con fines preventivos. Es importante aportar información a los padres y dar consejos sobre alimentación, hábitos, higiene... Cabe destacar que existen lesiones en la cavidad oral que en fases iniciales pueden pasar desapercibidas y cursar de forma asintomática. Es necesario que un especialista sea quien la diagnostique e instaurar una terapia más conservadora en estos estadíos iniciales.

Además se aconsejan las visitas periódicas al dentista para que el niño se vaya familiarizando con la consulta dental y con el personal de la clínica, que facilitarán en gran medida el tratamiento dental si en el futuro es necesario.